lunes, 17 de mayo de 2010

Alone


Solía venir a verme de vez en cuando. Hablaba con ella, me escuchaba, y a mí me gustaba que lo hiciese. Llegué al punto en el que la soledad me hacía compañía.

Extrañamente, me gustaba y me gusta; en parte. Es una forma de meditar. Lo que la gente hace muy de vez en cuando, yo lo hago todas las tardes.

Mi habitación está acorazada para que las malas influencias no puedan alcanzarme. Me encierro y no salgo. Digamos que necesito una muy buena motivación para salir de mi mundo blindado, y cuando digo muy buena, me refiero a muy buena. Hace tiempo que eso no pasa.

A veces lo mejor que podemos hacer por los demás es escucharnos a nosotros mismos.


Sometimes, it's better walking alone.

2 opiniones:

Señor X dijo...

Cuando te encierras en un lugar en el que solo tu y tu otro tu pueden entrar corres el peligro de pensar... Pensar de nada vale. Porque en el momento de dar un veredicto sobre una desición decimos lo que nos sale de las narices según sea el momento. Contradiciendonos así y creandonos un cacao en la mente que nos lleva a encerranos en ese lugar en el que solo tu y tu otro tu pueden entrar...
Firmado: Anónimo.

Elena Grohl Cobain, dijo...

Como no tienes entradas que comentar, te contesto por aquí, aunque no tenga ni puñetera idea de quién eres.

Pensar te ayuda a aclararte, a encontrarte y a saber quien de verdad eres. Al menos, a mí me ayuda, y eso me es suficiente :)

SALUDOS!