jueves, 6 de mayo de 2010

The love is in the air.


"Y las miro lejanas mis palabras.
Más que mías son tuyas.
Van trepando en mi viejo dolor como las yedras."
(Pablo Neruda)

Recuerdo cuando mi abuela le recitaba esta estrofa de Neruda a mi abuelo. Se sentaban en el patio de la casa de campo, al sol, y hablaban. Luego peleaban; eran peleas de amor. Al instante se callaban y se miraban.


Me encantaba verlos en esa situación, después de sesenta y tantos años, se seguían queriendo. Tras todas las situaciones adversas seguían juntos. Se miraban a los ojos y hablaban en silencio. Era la ocasión perfecta para decir aquello de "the love is in the air".

Mi abuela nunca ha gozado de buena salud y por tanto, mi abuelo ha sido su fiel compañero. Ha hecho de amigo, amante y esposo; de pies y de manos. Apostaría mi vida a que la seguiría hasta el fin del mundo. Ella siempre lo ha llamado "marido", todos en la familia nos burlábamos de esa forma tan peculiar que tenía para nombrar a mí abuelo, pero he entendido que era una forma distinta, era original; por eso se diferenciaban de las demás clases de amor, el suyo era especial. Se querían.


TODA UNA VIDA.

3 opiniones:

Carla dijo...

jolín, que bonito! *-*
hasta el final, esos que nunca se acaban, yo también quiero uno de esos!

Cynthia flies! dijo...

Eleeeen! me encanta en serio, es increible como dos personas pueden quererse asi, los admiro ^^

Yo quiero conseguir uno asi :3

Elena Grohl Cobain, dijo...

Es bonito. Amor es lo único que puede describirlo, porque después de aguantarse durante tantos años, esa es la única palabra que encuentro. ^^