jueves, 30 de diciembre de 2010

Crónicas de una década.


Una década ha pasado, y se dice rápido.


Diez años durante los que he vivido muchos acontecimientos. Un período marcado por el atentado de las Torres Gemelas, el cual desató el conflicto bélico entre Estados Unidos y Afganistán. He vivido el derrocamiento de Saddam Hussein y el auge de China; y también la ampliación de la Unión Europea. A Bush ganar sus primeras elecciones aunque no gozase de una total popularidad, y cagarla en la segunda legislatura. También he vivido cuando descifraron el Genoma Humano. Y cuando empezaba a aprender el valor de las pesetas, y en ese entonces, con 1.000 pesetas en la mano podías comerte el mundo, entra en circulación el euro. En el año 2002 compartí el dolor con los gallegos al ver sus costas cubiertas con un manto negro de luto tras la catástrofe del Prestige. Me han herido a mí y a mi país ese maldito 11 de marzo de 2004 en el que 191 personas perdieron la vida, y con ellas también se fueron sus sueños; más de 2.000 resultaron heridas y mientras miles de familias se preguntaban el porqué. Recuerdo el debastador tsunami que azotó el suresta asiático. Cuando lanzaron la sonda espacial para explorar territorio en Marte, yo también estaba. La matanza terrorista, otra vez, en Londres (7-J). La guerra del Líbano. En Paraguay el obispo que llegó a presidente. Y cuando empezó la crisis mundial económica, claro que lo recuerdo. Y cuando no solo Estados Unidos, sino el mundo entero, aguardábamos con ansia y esperanza, la llegada de el primer hombre de color presidiendo la Casa Blanca augurando mejores tiempos. Joder, y la muerte de Michael Jackson, el Rey del Pop, un crack. La gripe A.

¿Y qué me dicen del fracaso de Windows Millenium? épico. ¿Y luego el triunfo del sistema operativo más vendido de la historia que sería el Windows XP? Recuerdo vagamente y con ápices de tristeza al final en la que el Real Madrid le arrebató la Copa de Europa al Valencia en la final del año 2000.

En estos diez años he crecido juntos con lo triunfos deportivos de España y del mundo. Por parte de España, me siento orgullosa de haber vivido cuando la selección nacional masculina; sí, LA ROJA; conquistó Europa y dos años más tarde el mundo. También me levantaba a las seis de la mañana cuando Alonso corría en Asia para ver las carreras y verlo ganar dos años consecutivos el mundial. He apreciado y disfrutado de los progresos, gracias a la constancia y trabajo, de Rafa Nadal, arrebatándole incluso el número uno a Roger; cuando empezaba la década Rafa era un chaval que destacaba en el panorama nacional en tenis, ahora es un fuera de serie a nivel mundial; y su "mucho que ver" en la conquista de la Copa Davis, cuatro copas nada más y nada menos. He cantado con los chicos de la ÑBA cuando ganaron el mundial en Japón; y también Eurobasket. Y cuando los chavales de balonmano trajeron el oro mundial a casa desde Túnez. Y a Pep Guardiola con su dream team, liderado por el argentino Lionel Messi (será el mejor futbolista de la historia). Ah, también, este año 2010 he vibrado con el triunfo de Jorge Lorenzo en MotoGP y en 125 cc. y 250 cc. también han ganado dos españoles. Si busco en la Wikipedia seguro que me salen más y más triunfos deportivos, pero por último me voy a permitir mencionar los ocho oros de Michael Phelps en los Olímpicos de Pekín y el dominio de la velocidad, el dueño del viento Usain Bolt.

He disfrutado con películas sencillas como Amèlie, La Vida es Bella o la super digital Avatar. También con las pelis de Pixar, y Ice Age.

Musicalmente he visto a Carlos Tarque consagrarse como la mejor voz patria, a Pereza llenar Las Ventas y celebrar su décimo aniversario en lo más alto de su carrera, a Sabina envejecer maravillosamente (porque le sienta bien), a Dave Grohl y sus Foo Fighters hacer cada vez mejores discos y algunas que otras canciones dedicadas al ausente pero gran Kurt Cobain. En esta década, más de uno seguro que se ha preguntado el porqué de la muerte de John Lennon y George Harrison, a los cuales, sin pensarlo, traeríamos a la vida a cambio de los modelos imposibles de Lady Gaga. También he visto el nacimiento de grupos tales como Sidecars, y crecer al RAP español. He ojeado alguna revista en la que salía Eminem no por lo musical, sino por lo social (ya saben, los rollos de la infancia y eso), pero ha sabido recuperarse magistralmente.

He aprendido a vivir y a encontrar la felicidad en las pequeñeces. He perdido unos cuantos amigos y amigas, pero me he ganado otros mejores y conocido gente de la cual siempre he retenido algún conocimiento sabio. En estos diez años de mi vida maduré lo suficiente como para darme cuenta de que no todo es estar podrido en dinero, hay cosas que no puedes conseguir con un par de millones. Hay un nuevo miembro en la familia, mi pequeña prima. He tenido vidas entre mis manos, he disfrutado ayudándoles y defendiéndoles (hablo de mis perros); y señores, ese cariño que te dan desinteresadamente, aunque les cierres la puerta en el hocico, no se paga con dinero.

Adiós, primera década del milenio dos mil.

3 opiniones:

Carla dijo...

¡Te superas cada día!
GRAN, GRAN ENTRADA. En todos los sentidos.
¡Cambiemos a mejor! (:

Cynthia flies! dijo...

¿Me crees si te digo que he llorado con tu entrada?
Esta vez te digo que no tengo palabras para expresar lo que me has hecho sentir con esto, y me alegro de haber sido parte de esta década, y no sólo eso, sino de haber nacido en los 90.
Y sobretodo, te diré que aunque cambiemos de amigas, y perdamos algunas por el camino, espero conservar las que valen la pena. Y creo que tú eres una de ellas. Te quiero.

Inma dijo...

Es un resumen completísimo! no te has dejado ni un detalle! además, escribes genial ^^