miércoles, 9 de marzo de 2011

Bendita Ironía.


Más allá de los estereotipos de la sociedad, de toda floritura y dictadura alguna,
andaba y trotaba por territorios que en un pasado había allanado,
con su córcel de nombre Bendita Ironía.

Con nadie reñía
y de todos reía.
Presumía de la gallardía que no poseía.

0 opiniones: