jueves, 24 de mayo de 2012

Poesía visceral.

Desde lo más profundo de las entrañas
hasta lo más álgido del alma,
pasando por enredadas telarañas
que un día aminoraron el paso de lo que ahora se clama.

Me barrunto si cuando en abrazos te bañas,
podrás reunir tus recuerdos en un fotograma
y es que contigo no sé si las mañanas
son oscuras o claras
o si pican las arañas
porque tus sábanas son para mi lo que al árbol las ramas.

Y yo lo único que quiero es que con tu guadaña
me mates de amor y mi sangre recorra toda tu cama
para que jamás te olvides que soy yo quien te ama.



0 opiniones: