viernes, 23 de abril de 2010

Al menos podré decir que lo he intentado.

Si te caes te levantas. Es algo que me suelo decir muy a menudo. Me ayuda a superar mi pereza.

Cada vez que caigas tienes la obligación moral de lenvantarte, primero un pie, luego otro; no importa el tiempo que empleemos en esto, lo que importa es alcanzar nuestro objetivo (levantarnos) para seguir nuestro camino.

Cada caída es como un error, el cual tenemos que superar sea como sea y aprender de él.

0 opiniones: