domingo, 9 de mayo de 2010

Felicidades por ser tú!


¿A quién no le ha pasado que en su camino se encuentra con una piedra, tropieza y se cae? Eso nos pasa a todos.

Yo me he caído, y me he levantado. Duramente, pero lo he hecho. Es lo normal. Lo que no es común es tener a una persona día y noche, truene o relampaguee, haga frío o haga calor; a tu lado para ayudarte a levantar en los momentos de decadencia.


Pues bien, me considero una persona afortunadísima al poder lograr de tal privilegio.
Esa persona eres tú Alex.

0 opiniones: