viernes, 20 de agosto de 2010

Galletas.

"Me gusta comer galletas napolitanas que tienen azúcar por encima. Pero para el desayuno, me gustan más las Tostarica de Cuétara; sí, esas que traen dibujitos, y dentro de la caja siempre hay una pegatina o un imán para la nevera. Cuando entras a la mini cocina de mi piso de estudiante, seguidamente se puede apreciar el frigorífico totalmente decorado y repleto por los obsequios de las cajas de galletas que tanto me gustan.

Cada caja de Tostarica de Cuétara, trae cuatro paquetes. Todas las mañanas, abro un paquete halando suavemente del precinto rojo que hay en la parte superior del envase. Cojo unas cinco o seis galletas y las parto dentro de mi taza de leche fría, friísima, con Cola Cao. Espero a que absorban la leche, y entonces es cuando me las como.

Sin duda alguna, soy una de las principales fuentes de riqueza de los señores de Cuétara. Pero tengo quejas, ¡claro que sí!, y son las siguientes: cuando empecé a comprar las galletas, eran más sabrosas, y tardaban un par de milésimas más de lo que tardan ahora en deshacerse en la leche; desgraciadamente, estoy empezando a pensar en que esto se debe a que han hecho recortes de gastos en la fábrica de galletas.

¿Y sabes qué? No me parece que hacer recortes sea bueno. Me explico: cuando era pequeña, mi abuela no me dejaba utilizar tijeras cuando me enseñó a estrechar los pantalones que me pasaba mi prima mayor; mi gran sabia abuela me explicó que, tal vez, la tela que recortara, me podría hacer falta más adelante; es decir, cuando creciera, en vez de comprarme unos pantalones nuevos, podría descoser lo que había cosido para estrecharlos, y así ensancharlos. De este modo no tendría que comprarme otros, y podría tener siempre mis pantalones preferidos. Hoy me parece un muy buen punto de vista, como casi todos los de la amplia colección de conocimientos que posee mi abuela.

Sí, he dejado claro que me gustan las galletas, pero más me gusta disfrutar de ti. Eres como mi galleta hecha persona.

Besos."

La carta más bonita que han escrito jamás.

Puede que no sea nada del otro mundo y que a muchos no les guste, o simplemente no les llame la atención. Pero a mí me encanta el hecho de saber que estás palabras fueron escritas con todo el cariño del mundo.


"Las pequeñas acciones son las que te hacen grande."

4 opiniones:

Almenara dijo...

Hola, pues creo que hace tiempo habia pasado por aquí, tienes un blog muy curioso.. Y me gusta tu manera de escribir (:

Cynthia flies! dijo...

Elena, me encanta esta parte del cuento, en serio! Creo que es genial. Creo que nunca se me ocurriría a mí, lo que aquí has escrito.
Tienes mucho talento ;)

losaway dijo...

No conocía el blog, pero me ha gustado mucho asi que te sigo!
pasate por el mio si queres y si te gusta sigueme también!:)
un besito

http://losaway.blogspot.com/

Paula dijo...

Me gusta como escribes chica. Una manera distinta y original. Tesigo! pasate por mi blog. Un bezazo guapa :)