miércoles, 8 de septiembre de 2010

Escribir.


Escribir historias irreales, pero que desearías vivir es algo que puede crear una aguda ansiedad. Es decir, la verdadera necesidad de coger un bolígrafo, que se convierta en tu ayudante para plasmar tus sueños, y un papel que pase a ser el lugar en el cual reflejarlos.

Dejar constancia de tus ideas y tus anhelos es inexplicable, como un solo de Angus Young, y tan maravilloso como la ideología de Kurt Cobain.

Sentirte orgulloso de una creación propia, de algo que ha salido de ti, fruto de tu cerebro y de tu ser, significa lo mismo que "Nevermind" en el mundo de la música, ¡una obra maestra!

5 opiniones:

Reneses dijo...

El problema es cuando nos acabamos refugiando en el papel, mientras el mundo sigue y nosotros permanecemos, aún a salvo, ausentes...

One Love.

Mery Lú dijo...

Llevas razón :) me gusta lo que has escrito.

Elena Grohl Cobain, dijo...

-Bah, eso no es problema... es más bien algo bueno, porque nos refugiamos en eso y estamos a salvo como tú dices :) besos!

-Gracias por compartir opinión!:D besos!

Ani Sueñosdecristal dijo...

El papel y el boli ultimamente son mi refugio más preciado..

Elena Grohl Cobain, dijo...

Y el mío!^^