sábado, 5 de febrero de 2011

Freedom


Cada día me dan más y más ganas de irme. Correr libre, sin cadenas ni prejuicios. Sin árbritros. Solo correr, y que el aire me de en la cara y ondee mi pelo. Que mi piel esté fresca, mis piernas fuertes, mis manos suaves, y mi cabeza, bueno, simplemente que mi cabeza esté para ese entonces.

1 opiniones:

Reneses dijo...

Es algo qué sólo puede dar la muerte... o los sueños.