domingo, 27 de marzo de 2011

Evolución de los sueños.


Y si muero batallando por lo que quiero, no será en vano y honrada me hallaré, más allá de lejanos cielos o cercanos infiernos. Porque si no luchas; los sueños, sueños son; en cambio, si pones el corazón en lo que haces, esto se torna a realidad. Y somos nosotros, propios creadores de la suerte que corremos.

Mis pensamientos evolucionan transgresivamente, mientras ideales a mi alrededor esparcidos, atrás van quedando y llego a un punto en el que no sé si debería estar.

Aún así persistiré.

0 opiniones: