martes, 17 de mayo de 2011

Ideales.



Hay gente para todo.

Están los que te hacen reír, sentir fortuna por tenerles en tu vida, te quieren y te abrazan en los momentos en los que otros no tienen valor para hacerlo.

También hay personas que te envidian, te odian, te maldicen y desearían que no hubieses aparecido jamás en sus vidas. Los que te apuñalan por detrás en ataques de cobardía son los que más celosos de tus posesiones, tanto sentimentales como materiales, están.

Y los egocéntricos reprimidos. Aquellos que pecan de falta de sensibilidad hacia los demás, que anteponen sus intereses superficiales por la felicidad.

Entonces es cuando te planteas y te preguntas: ¿y qué me queda? Te queda confiar en ti mismo. Al fin y al cabo el tiempo pasa y lo que vas a tener hasta el fin de tus días serán tus ideales y tu alma.

Revolución.

0 opiniones: