viernes, 9 de julio de 2010

Necesidad de nadar.


En cada respiración del "gran azul", se alberga la tranquilidad y al mismo tiempo la intensidad que necesito para sentirme bien; ¡bien libre!

Necesito nadar y perderme en ese gran océano. Necesito esquivar a los tiburones para hacerme fuerte y conocer los distintos encantos de cada arrecife. Quiero dejarme llevar por la corriente australiana e ir renovandome y resurgir. Necesito y quiero resurgir; es lo que pido.

0 opiniones: